El emprendedor argentino que cambió la historia de la programación

En una entrevista con Gastón Gorosterrazu, emprendedor y creador de Aptugo, cuenta la fórmula que hoy lo llevó a ver de una manera diferente el mundo de la tecnología y la programación. Su visión. Predicciones para 2024. Desafíos. Estrategias. La fórmula de una start up argentina que cambió la manera de programar.

Actualmente la industria del software enfrenta problemas como la escasez de programadores, altos costos y tiempos de desarrollo que no van al ritmo necesario. Todo esto complica el avance de un sector clave en la economía digital. Aptugo busca ser una solución a estos obstáculos. Se trata de una herramienta visual inteligente que mejora la experiencia de todos los involucrados en el desarrollo de software. Permite crear aplicaciones tanto de manera visual como de forma tradicional y hasta 10 veces más rápido que la programación actual, aún para aquellos con pocos o nulos conocimientos de desarrollo.

¿Qué desafíos presentó 2023 para las startups de tecnología?

2023 obligó a la industria a ser disruptivos, moverse rápido y afianzar las propuestas de valor que se tenía como startup. En nuestro caso fue la promesa de “aprender a programar en 40 horas” y ofrecer un software de alta calidad en la mitad del tiempo y menor costo. 2023 también fue un año para generar casos de éxito, que nos permitieran adelantar los planes para 2024.

¿Tuvieron cambios significativos durante 2023 en la estrategia de la compañía?

Comenzamos nuestro 2023 analizando abrir una ronda de capital para expandir al exterior, pero hoy en día decidimos convertirnos en una empresa autosuficiente, con el objetivo de afianzar nuestro crecimiento y ser más atractivos para recibir inversiones. El mundo cambia y debemos adaptar nuestra estrategia a dichos cambios. Igualmente, la misión de Aptugo sigue siendo la misma: democratizar el acceso al desarrollo de software, haciéndolo más rápido, más efectivo, y menos costoso.

¿Cómo estás abordando los desafíos del mercado actual y qué estrategias implementarás para mantener la competitividad?

Nuestra estrategia es no subirnos al tren de la oportunidad actual. Hoy en día vemos cómo ya no son efectivas las cadenas masivas de email, contactos masivos a través de LinkedIn, etc. Este mercado ya está saturado y por lo tanto hay que buscar nuevas alternativas, lo que deja a todas las empresas en la misma posición, sin una sustancia que las haga diferentes. Aptugo es disruptiva desde ese sentido. Nuestra propuesta es hacer el software doble de rápido y a la mitad de precio, con un producto que entrega software de mayor calidad. Por lo tanto, esa es justamente nuestra área que nos suma competitividad. Mientras más se vuelvan obsoletas y se saturen las viejas propuestas, es donde se va abriendo naturalmente la puerta a productos como Aptugo.

¿Qué metas o proyectos importantes tiene la empresa planificados para el 2024?

Tenemos dos grandes hitos a conquistar: uno es la de continuar con nuestro crecimiento sostenido del 50%, y la otra es de llevar la propuesta de Aptugo al mundo físico de una forma nunca antes vista y que sabemos que va a llamar mucho la atención. Y para esto empezaremos con las primeras pruebas en Latino América para luego expandirnos a nivel mundial.

¿Para 2024 hay alguna área específica en la que consideres que haY que hacer foco como empresa para lograr un crecimiento sostenible?

Hay un área en la que hay que poner mucho foco y es la sostenibilidad, en cuanto al planeta. Consideramos que es una prioridad como empresa para 2024. En nuestro caso estamos avanzando para convertirnos en un B Corp. y al mismo tiempo poniendo todos los esfuerzos para reducir no solo el impacto de nuestra huella de carbono sino la de nuestros clientes y proveedores.

¿Cómo anticipas que las tendencias del mercado influirán en las operaciones y estrategias de las empresas en el 2024?

Lo vemos muy positivo. Tenemos la certeza que Argentina va a tener una chance. Cuando el mercado argentino empiece a despertarse, entonces la necesidad de tecnología va a influir, no solo para nuestra empresa directamente, sino para todos aquellos que se han preparado para esto. Nosotros logramos preparar a más de 30.000 personas y creo que es un número chico todavía para las necesidades del mercado local que va a pedir en 2024. Hoy en día toda empresa es una empresa tecnológica. Si el mercado acompaña la creación de nuevas startup o de pequeños desarrollos, entonces este número nos va a quedar chico todavía.

¿Cuál es tu visión sobre las tendencias emergentes en el sector?

Mi visión es que durante los primeros meses del 2024 vamos a ver una guerra en el ámbito de la inteligencia artificial, alejando a los chicos y quedándose los gigantes. Sin embargo, eso es hasta que surja la nueva tecnología disruptiva y llamativa, que es altamente probable que sea a mediados del 2024. En el caso de Aptugo es una deeptech y de la misma forma que surgieron las low-code y nos hicieron más difícil el camino, ya que era muy fácil asociar Aptugo con una low-code, en este momento vemos lo mismo. Si bien con Aptugo es factible crear aplicaciones blockchain con el objetivo de unirse a la corriente actual, la plataforma no se limita solo a seguir tendencias. Podemos soportar no solo las tecnologías existentes, sino las próximas por venir.

¿Has identificado áreas de oportunidad o innovación que podrían impulsar el crecimiento a largo plazo?

Somos una empresa camello dispuesta a soportar largos caminos, no perseguimos el unicornio. Entonces justamente la oportunidad que nosotros tomamos es que en la industria del software no hemos visto desarrollos complejos y desarrollos integrales. La tendencia siempre ha sido a resolver un problema muy particular y mientras más chico mejor. Esto viene desde la época de Twitter, a través del cual en 160 caracteres ya se tiene toda una empresa billonaria. Todos quieren replicar ese modelo y nuestra oportunidad fue que nosotros nos embarcamos en un desarrollo integral que ataca justamente todos los problemas del desarrollo del software sin dejar ninguno afuera, sin alguna preferencia, sin tener que sacrificar nada. Nos vemos como una low-code, sin embargo, el resultado que entregamos es el resultado que los programadores de antaño esperaban obtener, pero les faltaba la tecnología.

Nota Original