La PS5 podría ser más cara de lo esperado: Sony no consigue reducir el precio de los componentes

La próxima consola de Sony, la esperada PS5, podría llegar al mercado con un precio más elevado que en anteriores ocasiones.

La PS5 podría encontrarse en apuros a su llegada al mercado. El coste de producción de la próxima generación de la popular consola de Sony podría ser más elevado de lo esperado y, de esta manera, comprometer el precio final de la PlayStation repercutido a los consumidores.

Según Bloomberg, la escasez de algunos componentes habrían provocado que el precio de fabricación de la PS5 se sitúe actualmente en los 450 dólares. Esto supondría una gran diferencia respecto al coste de producción de la PS4, que en su día fue estimado en 381 dólares, comercializándose por 399 dólares/euros.

Los problemas se encontrarían en las memorias NAND y DRAM, cuya demanda se sitúa por encima de la oferta actual. Con la PS5 entrando ya en un punto crítico de cara a su producción y lanzamiento final, conseguir asegurar estos componentes será una de las tareas principales de Sony en el futuro más inmediato.

Pendientes de la Xbox Series X

Tal y como recogen desde el citado medio, uno de los factores que resultará determinante a la hora de decidir el precio de la PS5 será el homólogo de la Xbox Series X, la renovación de la firma de Microsoft que llegará también en 2020. En función de esto, Sony podría ajustar al máximo los márgenes de beneficio para competir con su rival.

Hiroki Totoki, responsable financiero de la firma tokiota, declaraba recientemente que "dependiendo de ese nivel de precio, tendremos que determinar la promoción que vamos al llevar a cabo y cuántos gastos estamos preparados para pagar". Todo en el aire, de momento, de cara al lanzamiento de una de las consolas más esperadas de todos los tiempos.